Utilizamos cookies que nos permiten ofrecer nuestros servicios. Ver política de cookies Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. 



Frases graciosas y curiosas

Cuando el peligro parece ligero, es cuando deja de ser ligero.


Hay que evitar el combate, hay triunfos que empobrecen al vencido, pero no enriquecen al vencedor.


No es tan dañino oír lo superficial como dejar de escuchar lo necesario.


El que no esté seguro de su memoria debe abstenerse de mentir.


El hombre cauto jamás deplora el mal presente, lo emplea en prevenir las aflicciones futuras.


El ser humano no es totalmente culpable puesto que no ha empezado la historia, ni tampoco totalmente inocente puesto que la continúa.


Los malos hábitos es más fácil romperlos que enmendarlos...



Toda persona honrada prefiere perder su honor a perder su conciencia.


Para disipar una duda, cualquiera que fuera, se necesita una acción.


En materia de gobierno todo cambio es sospechoso, aunque sea para mejorar.


El valor es hijo de la prudencia, no de la temeridad.


El dinero no hace a la felicidad, pero la imita muy bien.


Hablar es el arte de sofocar e interrumpir el pensamiento.


El que no esté seguro de su memoria debe abstenerse de mentir.


Por un clavo se perdió una herradura, por ésta un caballo, y por éste el jinete, que fue capturado y muerto por el enemigo.


Es extraña la ligereza con que los malvados creen que todo les saldrá bien.


El futuro tiene muchos nombres, para los débiles es lo inalcanzable, para los temerosos, lo desconocido, para los valientes es la oportunid


Compartir en...


Página siguiente...